17 preguntas para conocer el sentir de los trabajadores en la reapertura laboral

El retorno a las actividades presenciales no puede realizarse sin escuchar al trabajador de forma empática. Conocer a los empleados y sus temores será clave para garantizar una reapertura segura para todos.

17 preguntas para conocer el sentir de los trabajadores en la reapertura laboral

La voz del empleado será clave para un retorno seguro al centro de trabajo. Las empresas que se preparan para la nueva normalidad no pueden realizar la reapertura sin conocer al trabajador, sus inquietudes, experiencias durante la pandemia y, lo más importante, si se siente seguro de volver a las actividades presenciales. Escuchar a los colaboradores garantizará un regreso con menos riesgos.

Ana Orihuela, directora de Recursos Humanos de AlphaCredit, opina que la pandemia plantea para las empresas el desafío de retornar a “los básicos” en cuanto a la gestión de personas. Es decir, acercarse a los colaboradores, ser empáticos con ellos y con base en ello, tomar las decisiones.

¿Cómo prepararse para el regreso? Más allá de cumplir con las medidas oficiales y hacer las adecuaciones a la infraestructura, las empresas deben centrarse en cómo vivieron la pandemia sus trabajadores y considerar, si tuvieron una parte de la plantilla que siguió con actividades presenciales durante este tiempo y, otra que realizó su trabajo desde casa.

“Cada casa es un mundo diferente, con necesidades diferentes (…) En la medida que tú entiendes esta problemática en la casa o esta preocupación que puede haber en tu colaborador, puedes tomar mejores decisiones”, dice en entrevista.

Cada trabajador vivirá el retorno laboral de forma diferente y esto dependerá de si ellos son parte de un grupo vulnerable o en su casa hay un familiar que se pueda considerar así, si se contagiaron ellos o algún integrante de su familia de Covid-19, si tienen hijos o son solteros, si cuentan o no con los medios para trabajar desde casa, entre muchos otros aspectos.

Cuestionario de sondeo

AlphaCredit elaboró un cuestionario para conocer mejor a los trabajadores y tomar buenas decisiones que garanticen la seguridad de todos y evitar riesgos innecesarios. En ese sentido, Ana Orihuela sugiere que las empresas hagan estas preguntas:

  1. ¿En qué lugar te encuentras?
  2. ¿En qué rango de edad te encuentras?
  3. ¿Padeces alguna enfermedad crónica? (diabetes, asma, hipertensión, sobrepeso, etc.)
  4. ¿Vives con algún familiar vulnerable (diabetes, asma, embarazada, etc.)?
  5. ¿Tienes hijos menores de 15 años?
  6. ¿Hay alguien que te apoye a cuidarlos?
  7. ¿Has estado en contacto directo con personas que padezcan o hayan padecido Covid-19?
  8. ¿Cuándo tuviste contacto? (menos de 15 días, entre 15 días a 1 mes, más de un mes)
  9. ¿Has padecido Covid-19?
  10. ¿Te realizaste la prueba?
  11. ¿Cuándo? (menos de 15 días, entre 15 días a 1 mes, más de un mes)
  12. Llegado el momento, ¿te sentirías tranquilo regresando a tu centro de trabajo?
  13. Si tu respuesta fue “No”, cuéntanos ¿por qué? (dar alternativas)
  14. ¿Cuentas con las herramientas necesarias para desarrollar tu trabajo desde casa?
  15. Si tu respuesta fue “No”, ¿qué herramientas te hacen falta?
  16. ¿Cómo consideras que es la comunicación dentro de tu equipo?
  17. A partir de que iniciamos home office, ¿cómo ha sido la comunicación con tu líder? (intermitente, constante, muy constante)

“Tienes que preguntarle a la gente y a través de una encuesta, tienes que crear la empatía para que la gente se anime a decirte ‘tengo esta condición de salud o sí, tengo hijos o tengo papás en casa y, por lo tanto, no sería para mí tan fácil desplazarme a la oficina’”, expuso la especialista.

El retorno puede generar miedo en los trabajadores que no tienen vehículo, que pertenecen a un grupo vulnerable, con familiares en esta condición o bien, con hijos. Por ello, si la actividad puede realizarse desde casa, es mejor no obligar al empleado a salir, porque incluso regresar a la oficina con miedo, se traducirá en un trabajo menos productivo.

Pero qué pasa si el trabajo no se puede realizar desde casa. Ana Orihuela recomienda garantizar el equipo de protección personal, la higiene en las instalaciones y mucha comunicación y escucha con los colaboradores. La clave es la empatía, concluye.

Fuente: Capital Humano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s