¿Cuánto debería ser el ingreso de una familia para una vida digna en México?

El CEEY definió en una investigación realizada entre familias y especialistas la cantidad estándar necesaria para vivir de manera tranquila, digna. El monto incrementa si se vive en la capital del país.

El ingreso digno para una familia de cuatro personas en una de las grandes ciudades de México tendría que ser de al menos 27,198 pesos a la quincena. El Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY) determinó el Estándar de Ingreso Mínimo (EIM) tomando en cuenta, primero, la opinión de quienes viven esta realidad; luego, la de especialistas en economía.

Para empezar, las familias consultadas por el CEEY definieron qué es una vida digna. De esa manera calcularon cuánto es lo necesario ganar para acceder a ella. Los resultados fueron publicados en el reporte El estándar de ingreso mínimo en México. La satisfacción de necesidades básicas, como alimentación, vivienda y vestido son parte de esa vida digna.

También, contar con oportunidades laborales, acceso a los servicios de salud, educación, tiempo libre, transporte y cuidados. Y hay otras necesidades que exigen las nuevas sociedades, como mantenerse en comunicación, obtener información y vivir en un ambiente estable y seguro. Pero no basta con saldarlas, sino que su cobertura sea de calidad.

Por ejemplo, la vivienda debe tener al menos tres recámaras en una familia de cuatro personas, sala-comedor, cocina, un baño y medio y un espacio para lavado o juego. Debe ubicarse en una “zona segura”. Es el piso mínimo, señaló Marcelo Delajara, director del Programa de Crecimiento Económico y Mercado Laboral del CEEY, en la presentación del estudio.

Así se vive una vida digna

El ingreso calculado “vale para las grandes zonas urbanas”, como la Ciudad de México, Monterrey, Guadalajara y Puebla, informó Delajara. Por ser la primera vez que realizan esta investigación, eligieron la familia “más común”, que es de dos hijas o hijos con dos personas adultas. A partir de ahí, hicieron el presupuesto para siete tipos diferentes de núcleos.

Una familia que vive en la Ciudad de México, que tiene cuatro integrantes y habita en una casa como la que se mencionó antes, necesita de un ingreso mínimo de entre 27,198 pesos y 29,842 pesos a la quincena. Según el CEEY, si está compuesta por un padre soltero y, entonces, son tres los integrantes, necesita un salario de 24,718 pesos mensuales. En cambio, si quien está al frente es una mamá soltera, requiere 22,968 pesos al mes.

El estándar de vida de esas familias incluye la renta de una vivienda y la propiedad de un coche seminuevo, aunque también paga transporte público. Las hijas o hijos acuden a una escuela pública y realizan actividades fuera del colegio para desarrollar sus capacidades. Cuentan con seguridad social y un presupuesto para atención privada, como dentista.

Los integrantes tienen bienes y servicios para disfrutar su hogar, cumplir con sus estudios y trabajo, además de socializar. Cuentan con lo suficiente para el cuidado personal, ropa y calzado y alimentación. A veces comen fuera de casa. La familia puede gastar en actividades con amistades y familiares, salir de vacaciones y, además, tienen un mínimo ahorro. Esto es una vida digna.

Si la casa es propia y no pagan renta, este tipo de familia requiere entre 21,712 pesos y 24,355 quincenales. Si se trata de una pareja con tres hijos o hijas el presupuesto aumenta a 33,538 pesos en caso de pagar alquiler, o 28,051 pesos a la quincena si el hogar que habitan es de su propiedad.

La vida digna en la Ciudad de México es la más cara. Una familia de cuatro integrantes que paga renta en otra gran urbe necesita ingresos de entre 25,448 y 28,092 pesos. La estimación aumenta porque tener adolescentes incrementa los gastos. Si tuvieran tres hijos o hijas, su ingreso mínimo debería ser de al menos 31,788 pesos “para alcanzar el nivel de vida que los grupos determinaron que es el socialmente aceptable”.

Salarios de pobreza

Para obtener esos ingresos en una “familia típica” de cuatro integrantes es muy probable que las dos personas adultas tengan que trabajar. Pero el “salario vital” per cápita, o sea, el que apenas sufrague los gastos para no estar en apuros tendría que ser 15,813 pesos netos, después del pago de impuestos a la quincena en la Ciudad de México. Fuera de la capital del país, tendría que ser de 14,795 pesos.

Sin embargo, para el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), el salario quincenal para no caer en pobreza era de 3,729 pesos en febrero pasado. La diferencia entre el monto mínimo del Coneval y el del CEEY tiene que ver con “apenas situarse por encima de la línea de pobreza por ingresos y vivir una vida digna en México”, señala el estudio.

Sin embargo, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), 50% de la población masculina ocupada en la Ciudad de México, Guadalajara y Puebla ganan menos que eso. Sólo en Monterrey la media del ingreso laboral quincenal está por encima de lo que indica el Coneval.

La investigación del CEEY concluye que para que las personas vivan una vida digna, no sólo se requiere elevar el ingreso de los trabajadores. Fortalecer la cantidad y calidad de servicios públicos reduciría los gastos que asumen las familias para satisfacer sus necesidades. “Ello se traduciría en un estándar de ingreso mínimo menor” y, de esa manera, se acercaría al salario vital.

Fuente: Factor Capital Humano

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s