Al menos 28,800 personas trabajan para el gobierno por medio del outsourcing

A pesar de las críticas del Presidente de la República a los esquemas de subcontratación, su administración mantiene al menos 50 contratos de outsourcing en una amplia gama de servicios públicos.

Al menos 28,800 personas trabajan para el gobierno por medio del outsourcing

El gobierno federal es también un empleador que se beneficia de la subcontratación. De acuerdo con una investigación de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), la administración encabezada por Andrés Manuel López Obrador ha asignado al menos 50 contratos a empresas de outsourcing entre el 2019 y el 2020. Estas operaciones equivalen a 8,000 millones de pesos e implican el trabajo de 28,800 personas.

“Los contratos se han dado en prácticamente todas las áreas del Gobierno federal: en las secretarías de Bienestar, Economía, Relaciones Exteriores, la Marina, la Sedena, Cultura y Educación, así como en Bancomext, Nacional Financiera, Banobras, el INEA y en centros de investigación”, se expone en la investigación firmada por el periodista Raúl Olmos para MCCI.

Los contratos con empresas de subcontratación ascendieron a 3,000 millones de pesos en el 2019 y en lo que va del 2020 las asignaciones para servicios de outsourcing ya rebasaron los 2,000 millones de pesos.

El mayor contrato de subcontratación del 2020 se concretó con la empresa MZT Corporativo Ejecutivo SA de CV, la cual recibió una asignación de 310 millones de pesos para subcontratar un máximo de 21,107 agentes de aprendizaje del programa Prepa en Línea.

“De ese total, 18,508 puestos fueron para asesores virtuales de los alumnos, 3,136 para tutores y el resto para especialistas que desarrollan la plataforma y enriquecen los contenidos del programa de educación a distancia”, se detalla en la investigación.

Seguridad Alimentaria Mexicana, donde se agrupa Liconsa y Diconsa, es la segunda dependencia con más personal tercerizado en el gobierno, con un contrato que abarca a 3,600 empleados. Mientras que la Secretaría de Cultura cedió a empresas de outsourcing la administración de la nómina de 1,600 de sus trabajadores, la mayoría de los programas Semilleros creativos y Misiones por la diversidad cultural, enfocados en atender comunidades rurales de todo el país.

Partidas presupuestales por dependencias

En tanto, el Banco del Bienestar es la dependencia que más recursos ha erogado en contratos con empresas de outsourcing, con un gasto de 463 millones de pesos en lo que va del 2020, un incremento de 55 millones con respecto a lo ejercido en este renglón en el 2019.

“Se considera plenamente justificada la necesidad de llevar a cabo la contratación de los servicios técnicos y administrativos por outsourcing, ya que al no contar con dichos servicios, el impacto negativo en lo social, económico y financiero sería muy alto, aunado a que podría traer como consecuencia la falta de credibilidad en el actual gobierno, ya que uno de sus principales ejes rectores es la entrega de recursos de programas sociales”, se menciona en un anexo del contrato asignado por el Banco de Bienestar a la empresa KOM Business SA de CV analizado por MCCI.

La segunda dependencia federal que más recurre al outsourcing es la Secretaría de Hacienda, a través de la Financiera Nacional de Desarrollo Agropecuario, Rural, Forestal y Pesquero, la cual tan sólo en un contrato con vigencia de agosto del 2019 a diciembre de 2020 pagará 670 millones de pesos para la subcontratación de casi 1,000 empleados en todo el país que promueven los programas de financiamiento agrícola del gobierno federal.

La investigación de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad hace énfasis en que los trabajadores de gobierno subcontratados no tienen asegurado su empleo una vez que terminen los contratos con las empresas. “Son, de alguna forma, empleados temporales. Por ejemplo, a los trabajadores de cultura se les contrató sólo por ocho meses”.

El presidente Andrés Manuel López Obrador ha criticado fuertemente esta modalidad de contratación y anunció que su gobierno presentará una propuesta de reforma para regularla. Calificativos como “coyotes” y traficantes de influencias son algunos de los calificativos con los cuales el mandatario se ha referido a las empresas que se dedican a la tercerización. Sin embargo, el actual gobierno ha mantenido los contratos con los negocios de este giro.

Fuente: Factor Capital Humano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s