Covid-19 arrasó con el empleo de trabajadoras del hogar mexicanas en EU

La National Domestic Workers Alliance documentó el impacto de la pandemia entre las empleadas domésticas latinas en Estados Unidos, 9 de cada 10 perdieron su trabajo en los primeros meses de la contingencia sanitaria.

Covid-19 arrasó con el empleo de trabajadoras del hogar mexicanas en EU

Al menos 93% de las trabajadoras del hogar en Estados Unidos con origen en países latinoamericanos como México perdió su empleo en los primeros meses de la pandemia de covid-19. Una investigación de la Alianza Nacional de Trabajadoras Domésticas (NDWA, por sus siglas en inglés) indica que este sector ha padecido “una pérdida rápida y sostenida” de sus fuentes de ingresos.

Desde marzo, cuando también en aquel país recrudecieron los contagios, la NDWA inició una encuesta y un seguimiento semanal a al menos 20,000 limpiadoras, niñeras y trabajadoras de cuidado que hablan español. La gran mayoría son mujeres migrantes e indocumentadas.

A estas alturas de la pandemia, cerca del 40% sigue en el desempleo. En junio pasado la Organización Internacional del Trabajo estimó que, a nivel mundial, unas 55 millones de personas que se dedican a esta actividad estarían en un paro involuntario. Es decir, alrededor del 75% de la fuerza laboral de este sector.

En México, de las más de 2.4 millones de trabajadoras del hogar que tenían un empleo, sólo 1.6 millones de ellas pudo conservarlo en los meses de la Jornada Nacional de Sana Distancia, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). Se trata de la mayor desocupación que han tenido en este país.

La investigación de la alianza indica que la crisis las ha dejado en una grave inseguridad alimentaria y de vivienda en Estados Unidos. Debido a la falta de ingresos laborales, actualmente 64% no está segura de poder comprar comida en las siguientes dos semanas. Y “durante seis meses consecutivos” la mitad de ellas no pudo pagar el alquiler de su casa.

Menos trabajo y salarios más bajos

En Estados Unidos estas trabajadoras “representan una variedad de identidades raciales, étnicas, lingüísticas, de estatus migratorio y de países de origen”. La investigación de la NDWA se enfocó en quienes hablan español.

Atendieron a la encuesta mujeres que laboran en los 50 estados de la Unión Americana. El 72% se dedica principalmente a la limpieza de hogares, 28% son niñeras, 17% cuida de gente mayor y 11 a personas con discapacidad.

Según el Instituto de Política Económica estadounidense, 62% de las mujeres de origen latinoamericano se dedica al trabajo del hogar. El 51% de ellas son migrantes sin el estatus de ciudadanía.

El reporte de la NDWA muestra que 75% de las afectadas no recibió ningún pago por el término de la relación laboral. Incluso a la mitad de ellas ni siquiera las volvieron a contactar.

El trabajo del hogar en Estados Unidos, como México y otros países, es altamente feminizado, discriminado y con bajos salarios, apunta el informe. Otro de los aspectos que revela es que 9 de cada 10 son madres de niñas y niños en edad escolar. El 76% de quienes respondieron la encuesta dijo que su salario es la principal fuente de ingresos en su hogar.

Pero tal como lo ha señalado la OIT, no sólo el desempleo, sino la disminución de horas laborales las ha afectado. En septiembre pasado todavía 36% no había trabajado ni una hora desde marzo. Antes de la pandemia sólo 9% estaba en esa situación.

Sólo 2% ha podido laborar de 31 a 40 horas por semana en estos meses. Antes de la covid-19 el 33% alcanzaba a cubrir esas horas y, por lo tanto, tener mejores ingresos.

Encima, los salarios por hora han disminuido. Antes del nuevo coronavirus, a 16% le pagaban hasta 9 dólares por hora. Actualmente, 35% cobra esa cantidad.

Luz para las trabajadoras del hogar

Desafortunadamente, la gran mayoría de las encuestadas, 86%, no solicitó el seguro de desempleo. Su estatus migratorio pudo haber influido, no precisamente para que se los negaran, sino para que creyeran que no reunirían los requisitos para que les fuera otorgado. El 58% de quienes no lo pidieron pensó esto.

El 42% no gestionó este apoyo federal porque no sabía de su existencia o porque no entendía cómo tramitarlo. Y de entre quienes sí lo solicitaron, sólo 32% recibió un cheque de 1,200 dólares como parte del programa de ayuda a personas sin empleo.

De acuerdo con esta organización, la mitad de las trabajadoras no tiene acceso a la atención médica, en un país en el que no existen instituciones públicas del sector salud.

“Esperamos que este informe ayude a sacar a la luz la urgencia de convertir los trabajos domésticos en buenos trabajos”, señala la Alianza Nacional de Trabajadoras Domésticas de Estados Unidos.

Esta población necesita de políticas públicas que les garantice pagos justos, días de incapacidad pagados, licencias de maternidad sin descuento a su salario y seguro de salud, agrega. Pero también, que “se les ofrezca un camino hacia la ciudadanía”.

Fuente: Factor Capital Humano

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s