Académicos llaman a regular el outsourcing para eliminar prácticas abusivas

Especialistas convocados por el Observatorio Laboral identificaron al menos cinco modalidades de subcontratación en México, por lo que sugirieron al Congreso de la Unión regular la figura, no desaparecerla.

Académicos llaman a regular el outsourcing para eliminar prácticas abusivas

Dadas las condiciones sociales y laborales actuales no sería conveniente prohibir la tercerización en México, sino diferenciar las diferentes modalidades en que existe y regularlas, concluye el estudio La subcontratación: una relación laboral multiforme.

Una legislación adecuada es más necesaria que nunca, subrayó Saúl Escobar Toledo, autor del reporte, editado por la Friedrich-Ebert-Stiftung (FES México). En medio de esta pandemia muchas empresas que utilizan de forma negativa este modelo de trabajo podrían estarse aprovechando de esta figura para evadir sus obligaciones, y con ello “empobreciendo a los trabajadores”, advirtió.

En una reunión virtual convocada por el Observatorio Ciudadano de la Reforma Laboral para presentar dicho informe, la Red de Mujeres Sindicalistas lanzó también oficialmente la campaña “Más reformas, más trabajo”. Rosario Ortiz, una de las fundadoras de esta agrupación, explicó que mediante esta estrategia difundirán información y promoverán la participación de trabajadores y trabajadoras en la reforma para regular la subcontratación.

Esa modalidad de empleo “ha tenido un aroma de mujer”, apuntó al respecto Saúl Escobar. La explotación de la fuerza de trabajo femenina de una sociedad patriarcal y machista se refleja también laboral, indicó. “Ellas son las víctimas favoritas de la explotación desmedida”.

Por ello, las modificaciones a la Ley Federal del Trabajo (LFT) deben contemplar las diferencias que existen “en cada uno de esos escenarios que los hace sui generis”, agregó Alfonso Bouzas, coordinador del Observatorio. “Lo ideal sería que fuera una reforma integral”.

Los tipos de subcontratación

De acuerdo con Saúl Escobar, investigador del Instituto de Estudios Obreros Rafael Galván (IEORG), existen cinco tipos de tercerización en México:

  1. Mediante una red de empresas
  2. La que se lleva a cabo con una intermediaria. En esta modalidad puede haber casos de simulación
  3. La subcontratación in situ: una empresa contrata a otra para trabajos en su propio establecimiento
  4. Mediante redes digitales
  5. La que se hace con empresas fantasma

Aquellas formas de tercerización que se prestan a la violación de los derechos laborales “deben erradicarse, pues además son completamente ilegales y causan daño a las finanzas públicas”, sugiere Escobar en su estudio.

La subcontratación in situ está definida por el artículo 15A de la LFT. Se trata de una modalidad en la que “un patrón, denominado contratista, ejecuta obras o presta servicios con sus trabajadores bajo su dependencia, a favor de un contratante”.

“Esta forma de subcontratación ha llamado casi totalmente la atención de la opinión pública y los legisladores”, apuntó Escobar. Sin embargo, esta división ha provocado confusión sobre a quién le toca cumplir con las responsabilidades laborales.

En la subcontratación por plataformas digitales “el debate tendrá que centrarse en el reconocimiento de la relación laboral y, por lo tanto, de las obligaciones patronales”.

Para Bouzas existen otros tipos de subcontratación, por ejemplo, con las que se emplea a personas para que den pruebas de productos en los supermercados.

Y existe otra más, que es “indignante”, aseveró, es la que utilizan los propios gobiernos amparados en la “rigidez” de contratación del apartado B del artículo 123 constitucional. Tiene que ver, dijo, con “la histórica corrupción que todavía existe” en la administración pública.

Empoderar a los trabajadores

La reforma que se plantea una vez más el Congreso de la Unión requerirá “de una profusa participación de los trabajadores”, opinó el magistrado de circuito Héctor Mercado López. Mediante campañas, como la que propone la Red de Mujeres Sindicalistas, habrá que hacer una fuerte labor de convencimiento de que se activen desde sus sindicatos.

Es necesario “empoderar a los trabajadores” a través de mecanismos de denuncias que no los pongan en peligro, pues “lo primero que ataca la subcontratación es la estabilidad en el empleo. Por eso no se atreven a denunciar”.

Esta forma de contratación no puede hacer crecer a unos cuantos a costa de los trabajadores, agregó Rosario Jiménez Morales, magistrada del Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje. La falta de una legislación adecuada “nos tiene en peores condiciones que en la posguerra, cuando surgió la subcontratación”.

Fuente: Factor Capital Humano

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s