Avanza la reforma al sistema de pensiones en la Cámara de Diputados

La Comisión de Hacienda de la Cámara Baja aprobó sin cambios el proyecto presentado por el gobierno federal para reformar el esquema de ahorro para el retiro que considera el aumento en las aportaciones patronales.

Avanza la reforma al sistema de pensiones en la Cámara de Diputados

La Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados aprobó en lo general la iniciativa del presidente Andrés Manuel López Obrador para reformar el sistema de pensiones. El dictamen, el cual reduce el número de semanas que las personas necesitarán cotizar para retirarse, pasará para su discusión en el pleno.

“Esto es parte de un engranaje para ordenar el mundo laboral en el país”, señaló en entrevista el diputado Marco Antonio Medina Pérez. El legislador de Morena, secretario de la comisión, indicó que esta reforma va de la mano con la de subcontratación, y con los grandes cambios aprobados a la Ley Federal del Trabajo (LFT) en 2019.

El dictamen cuenta con el apoyo de todas las bancadas, afirmó. Las abstenciones del PRI y del PRD en la votación del dictamen en la comisión fueron en particular a la forma de fijar las comisiones de las Administradoras de Fondos para el Retiro (Afore).PUBLICIDAD

Ambos partidos “defienden el criterio de años anteriores, de fijar las tasas con base a lo que el mercado propicie. Pero hemos visto que esto no ha resultado beneficioso para los trabajadores”, explicó.

La iniciativa del gobierno federal, presentada en julio de este año, pone por encima del mercado, los derechos laborales, sostuvo el legislador. La propuesta, explicó, no fija un tope de manera estricta, sino que promedia lo que se cobra en Chile, Estados Unidos y Colombia y esa cifra sería el porcentaje a cobrarse en México.

Los partidos de oposición plantean que el promedio se obtenga de entre ocho países y no de tres. “No han presentado una propuesta concreta, pero insisten en que sea el mercado el que lo regule”, agregó. Sin embargo, la ley que reglamenta las comisiones es la de los Sistemas de Ahorro para el Retiro, no la Ley Federal de Competencia, “desde ahí hay una diferencia”.

Además, en realidad no ha sido el libre mercado el que ha regulado esas tasas: “Es un acuerdo entre las Afores. No ha operado la libre competencia. Y el Estado, a través de esta ley, establecerá un criterio, no restricción, para las comisiones”, expuso.

Lo que sí aprobaron por unanimidad

En lo que todas y todos estuvieron de acuerdo fue en incrementar las aportaciones del Estado y de las empresas, así como reducir las semanas de cotización para alcanzar una pensión.

“Son beneficios muy importes para millones de trabadores, algunos los verán de forma inmediata y otros, a lo largo de 10 años. Porque la reforma se concretará en el año 2030”, expuso Medina Pérez.

La cuota que las empresas pagan actualmente al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) es actualmente equivalente 5.15% del salario base de cada persona que tienen empleada. A lo largo de 10 años esos porcentajes irán subiendo, en 2023 llegarán a 13.875% únicamente para el personal que cotice más de 5 Unidades de Medida y Actualización (UMA).

Por su parte, el Estado aportará una cuota a los trabajadores que ganen menos y que estén registrados en el IMSS con menores salarios. Especialistas en derecho laboral han criticado esta parte de la reforma. Opinan que incentivará a que más empresas subregistren a su plantilla con salarios bajos, para pagar menos cuotas.

El diputado de Morena discrepa de este análisis, en cambio, sostiene que los subregistros irán disminuyendo. “Registrar a la gente con un salario más bajo y que no es el real es una defraudación fiscal, que ya reformamos para que sea considerada un delito grave”.

La subcontratación para simular salarios o patrones “se va a eliminar y con ello se les cierra las puertas para que sigan cometiendo esos delitos”. La política de aumentar los salarios mínimos también ayuda, porque si representaba más en términos contractuales en una empresa, “ahora será rebasado y empujará los demás”.

Y la propia reforma laboral de 2019 para democratizar los sindicatos es parte de este gran engranaje, apuntó. En la medida que las personas trabajadoras participen más en la vida sindical, en la toma de decisiones y en la defensa de sus derechos, estos “fraudes” serán cada vez menos. “Claro que pueden darse, pero los patrones que están acostumbrados a hacerlo lo van a pensar dos veces”.

Fuente: Factor Capital Humano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s