Mercado laboral de México, el que más castiga a las mujeres con hijos pequeños

En la región de Latinoamérica y el Caribe, nuestro país tiene la brecha salarial más alta entre mujeres y hombres con hijos e hijas menores de edad; ésta es mucho más pronunciada en casos de trabajadoras con menores de 5 años.

Mercado laboral de México, el que más castiga a las mujeres con hijos pequeños

En América Latina, el mercado laboral mexicano es el que tiene la brecha salarial más alta entre madres y padres trabajadores que tienen hijos pequeños. En nuestro país, una mujer con hijos e hijas menores de 5 años llega a percibir 22.8% menos que sus colegas hombres con las mismas características.

De acuerdo con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), los mercados de trabajo de la región tienen brechas salariales importantes entre trabajadoras y trabajadores con hijos menores de edad, y es más pronunciada cuando se trata de preescolares.

La diferencia más grande en remuneraciones en razón de género la tiene México, la brecha en nuestro país entre mujeres y hombres con hijos e hijas menores de 5 años es de 22.8% y supera a la de Chile (22.2%), Perú (21.9%) y República Dominicana (19.7%).

“Los datos de América Latina ponen de relieve que la presencia de niños o niñas en el hogar aumenta la brecha salarial de género. En algunos países se agudiza aún más esta brecha ante la presencia de niños y niñas de 0 a 5 años de edad”, expuso la Cepal en su informe Panorama Social de América Latina 2020.

Como el resto de las naciones, en México la brecha se reduce entre las personas trabajadoras que no tienen hijos e hijas, o que éstos son mayores de 15 años. De hecho, nuestro país es la segunda nación con la diferencia más corta en esta categoría, donde las mujeres ganan 6.2% menos que los hombres por el mismo empleo, sólo por detrás del 4.3% que reporta Chile.

Sin embargo, hay países como El SalvadorColombia y República Dominicana donde no sólo ha desaparecido la brecha en casos de personas sin hijos e hijas, sino que las mujeres han superado el sueldo de los hombres. Bajo estas condiciones, en estas tres economías los salarios de las madres trabajadoras son superiores al de los hombres en 5.7, 2.4 y 1.9%, respectivamente.

“La pandemia ha evidenciado y exacerbado las grandes brechas estructurales de la región y, en la actualidad, se vive un momento de elevada incertidumbre en el que aún no están delineadas ni la forma ni la velocidad de la salida de la crisis. No cabe duda que los costos de la desigualdad se han vuelto insostenibles y que es necesario reconstruir con igualdad y sostenibilidad, apuntando a la creación de un verdadero estado de bienestar, tarea largamente postergada en la región”, afirmó Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Cepal.

La pandemia y la crisis de cuidados

La emergencia sanitaria por la covid-19 desató una “crisis de cuidados” que podría incrementar las desigualdades entre mujeres y hombres. El mercado laboral de América Latina y el Caribe recibió a la pandemia con grandes brechas, antes del confinamiento masivo, las mujeres de la región dedicaban más del triple de tiempo al trabajo no remunerado que los hombres.

Las cifras reportadas por los países de la región sugieren que, en los hogares, en especial los más pobres, la presencia de niñas y niños se traduce en una sobrecarga de trabajo de cuidados para las mujeres, lo cual limita sus posibilidades de participación en el mercado laboral.

“El principal obstáculo para la plena inserción de las mujeres en el mercado laboral está relacionado con las responsabilidades familiares, expresadas en trabajo doméstico y de cuidados. Alrededor de un 60% de las mujeres en hogares con presencia de niños y niñas menores de 15 años declara no participar en el mercado laboral por atender responsabilidades familiares, mientras que, en hogares sin presencia de niños y niñas del mismo tramo de edad, esta cifra se acerca a un 18%”, resaltó la Cepal en su informe.

En ese sentido, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe enfatizó la necesidad de incorporar una perspectiva de género en las acciones que implementan los países para la reactivación económica, para evitar que la recuperación del mercado laboral profundice las desigualdades entre mujeres y hombres. El organismo internacional estima que más del 30% de las mujeres pobres no participa en las actividades económicas debido a la demanda de cuidados.

En ese sentido, la comisión puntualizó que la inclusión de la economía del cuidado en los planes de mitigación de la crisis y reactivación, además de contribuir al crecimiento económico, es una forma de no revertir los avances y conquistas alcanzadas en términos de mujeres e igualdad de género.

“Es urgente invertir en este sector para enfrentar la crisis, garantizar el derecho a cuidar y a recibir cuidados, así como reactivar la economía desde una perspectiva de igualdad y desarrollo sostenible”, concluyó Alicia Bárcena.

Fuente: Factor Capital Humano

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s