Entrevista: Así será el reto de imprimir 103.9 millones de boletas en 20 días

El papel de seguridad proviene desde Chihuahua, custodiado por el Ejército, y es tan seguro como un billete, cuenta su director a Forbes México.

El director de los Talleres asegura que producirán cinco millones de papeletas al día. Foto: Raúl Martínez / Forbes México

Con bitácora en mano, elementos armados del Ejército mexicano pasean su mirada vigilante dentro de las instalaciones de Talleres Gráficos de México (TGM). Mezclados entre el personal de seguridad habitual del recinto, están pendientes del más mínimo movimiento. Lo hacen así cada que el país celebra una elección federal y en este año toca la renovación de la Cámara de Diputados.

La presencia militar obedece a que en esa nave industrial ubicada en el número 80 de Canal del Norte, en la colonia Felipe Pescador, a unos pasos de Tepito, se imprimirán 103 millones 961 mil 362 boletas electorales durante los próximos 20 días, a razón de una producción de cinco millones de papeletas diarias.

Por ello, al ser el material electoral un asunto de seguridad nacional –según la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales– el Ejército custodiará las instalaciones hasta que de ahí salga la última papeleta con destino a las bodegas del Instituto Nacional Electoral (INE), que a su vez las dispersará a las consejos distritales de todo el país.

Rotativas trabajando 24/7

En entrevista con Forbes México, el director general de los TGM, Ariel García Contreras detalla que 300 empleados operativos trabajarán en tres turnos 24 horas al díasiete días a la semana, para cumplir con la producción requerida por el INE. Así, transformarán 677 toneladas de papel seguridad en casi 104 millones de boletas electorales donde la ciudadanía asentará su voto el próximo 6 de junio.

El miércoles pasado se inició la producción con 44 rollos de papel –o bobinas, como se dice en el argot del mundo de la impresión– proveniente de la planta de la empresa que lo produce (Copamex), ubicada en el estado de Chihuahua, desde donde se trasladan vía terrestre a la Ciudad de México en tráileres que custodiados por el Ejército y monitoreados vía satelital.

Traer el papel desde el norte del país implica un reto logístico que se resuelve en dos días, máximo tres. Y en cada viaje se mueven unas cuantas toneladas, por eso será preciso hacer muchos viajes a lo largo del mes.

El primer embarque lo recibieron en casi dos días, ya que los 44 rollos salieron a las 5:30 horas del pasado domingo y llegaron a las 18:00 horas del lunes, con una pernocta de cuatro horas en la zona militar de San Luis Potosí.

“Así estarán llegando los embarques cada dos o tres días de manera secuencial hasta cumplir el total de 677 toneladas que están contratadas de fabricación de papel seguridad, que se van a transformar en el orden de 103 millones de boletas para el proceso electoral federal, de acuerdo al convenio que se suscribió en diciembre con el INE”.

Ariel García Contreras, director general de Talleres Gráficos de México.

Cada bobina consta de aproximadamente 550 kilos de papel seguridad, de manera que la producción de las primeras boletas electorales empezó con cerca de 24 de las 677 toneladas de papel seguridad. “Será un mes de trabajo intenso”, admite el director de TGM, aunque con optimismo.

Las cifras lo confirman: cada día imprimirán hasta cinco millones de boletas, mismas que conforme salgan pasarán al proceso de engomado, corte con guillotina, empaquetado y almacenamiento, “para que en su momento la autoridad electoral junto con los partidos políticos previo al envío a cada uno de los distritos vengan a hacer una revisión para cotejar los folios”.

El trabajo de TGM no se limitará al lote de 103.9 millones de boletas electorales para el INE, sino que de manera paralela irán produciendo millones de boletas para las elecciones locales en los estados de Michoacán, Puebla, Guerrero, Baja California Sur, Guanajuato, Tabasco y la Ciudad de México.

“No dejemos de lado que también tenemos bajo nuestra responsabilidad producir otro tipo de material (para el INE): 330 mil 065 actas de casilla, carteles, folletos para las actividades propias de la jornada”, puntualiza García Contreras desde su oficina, mientras abajo las rotativas ya generan las primeras papeletas.

¿Todo esto a qué costo? De acuerdo con el directivo, el costo de producir una boleta electoral oscila entre los 1.80 y los 2.50 pesos. “A mayor cantidad de producción, menor es el costo de la misma”.

Tan segura como un billete

García Contreras afirma que las boletas electorales cuentan con tantos o más candados de seguridad que un billete de uso corriente. La productora del papel, que además es proveedora de instituciones bancarias, integra sus propios elementos de seguridad que no conocen en TGM y viceversa, además de que el INE adiciona más candados para que la boleta sea difícilmente clonable.

“La boleta es un documento de seguridad, contiene medidas de seguridad en el papel, tanto en la producción del papel como en la impresión del mismo que hacen de la boleta un documento muy seguro, tal cual o parecido a un billete de uso corriente, de cualquier denominación. Y para efecto de lo que nosotros hacemos se fabrica un papel especial”.

Declaró el directivo a Forbes México.

“Este papel especial contiene medidas de seguridad en su fabricación: la celulosa se convierte en un papel que incluye fibras visibles e invisibles en colores que nosotros acordamos, que constituyen una medida de seguridad en sí. Además incluye el logo del INE en marca de agua”, añade.

Además de que ninguna institución o empresa puede utilizar los mismos rodillos con que se fabrican las boletas, cada papeleta cuenta con un folio único que es cotejado por la autoridad electoral y representantes de los partidos y se añaden micro textos que solo se pueden leer con lentes de gran aumento. Con todo esto, resalta García Contreras, “sería exageradamente complicado falsificar una boleta”.

Sin exagerar, el director de TGM asegura que su labor es parte de la cadena que abona a la democracia de México. “Que los ciudadanos tengan la seguridad de que el papel en el que están vertiendo su voto es el de mayor seguridad para llevar a cabo este proceso, por todo los cuidados que tiene la elaboración del propio papel y de la impresión de la boleta electoral.

“Tengan la certeza los ciudadanos mexicanos de que la boleta que imprime Talleres Gráficos de México es la más segura que puede existir en este momento”, destaca Ariel García Contreras al cierre de la entrevista con Forbes Méxicomientras abajo, en las rotativas, se produce el cambio de turno para seguir con la producción a todo vapor.

Fuente: Forbes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s