Bombardier: la favorita de AMLO en el Tren Maya y el Metro de la CDMX

Desde antes de asumir la presidencia, López Obrador hizo patente su deseo porque Bombardier ganara licitación para convoyes del Tren Maya.

Foto: Bombardier

Desde que Andrés Manuel López Obrador era jefe de Gobierno tenía cercanía con Bombardier, que se encargará de los convoyes del Tren Maya, pues su administración le compró 40 trenes del Metro; además, en 2018, como presidente electo, el tabasqueño ya tenía en mente a esta empresa para participar en su megaproyecto de la Península de Yucatán.

La construcción de los convoyes del Tren Maya por parte de Bombardier, ahora propiedad de Alstom, ubicado en Ciudad Sahagún, Hidalgo, era un deseo del mandatario federal; incluso, antes de que iniciara su administración.

Aunque de manera oficial ayer el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) otorgó el contrato al consorcio integrado por Bombardier Transportation México, Alstom Transport México y Gami Ingeniería e Instalaciones, Construcción Urales y Construcciones Urales Procesos Industriales, desde octubre de 2018 -aun como presidente electo- López Obrador prometió que los vagones del Tren Maya serían construidos en Hidalgo y con ello garantizar que le inversión se quedara en el país.

En aquel año, a meses de comenzar su administración, acompañado del gobernador de Hidalgo, Omar Fayad, el entonces presidente electo afirmó que dada su experiencia positiva en la Ciudad de México, Bombardier era la empresa indicada para la fabricación del material rodante de una de las obras emblemáticas de su sexenio.

El presidente electo López Obrador y el gobernador de Hidalgo, Omar Fayad en 2018. Foto: Presidencia

“El proyecto del Tren Maya, que se va a llevar a cabo en el sureste, se está pensando que para ese proyecto los trenes se construyan en Ciudad Sahagún, Hidalgo, con la empresa Bombardier, para que haya trabajo en Hidalgo”, sostuvo el tabasqueño.

“Ya lo tengo probado; cuando fui jefe de Gobierno de la Ciudad de México, se compraron 40 trenes con 400 vagones para el Metro y se dio el contrato a Bombardier con el compromiso de que construyeran esos trenes y vagones y la empresa cumplió”, expuso el tabasqueño en aquella ocasión.

Tren construido por Bombardier/CAF para la Línea 2 del Metro. Foto: STC.

Pero no sólo en aquella ocasión, el mandatario federal expresó publicamente su deseo porque Bombardier participara en el proyecto. En mayo de 2019, presumió un encuentro con directivos de la empresa canadiense donde le expresaron su deseo de invertir en proyectos ferroviarios en México.

En noviembre de 2020, el gobierno de México lanzó la licitación pública internacional para la compra de 42 trenes y servicios ferroviarios para el Tren Maya, con opción a compra de hasta otros 27 trenes para satisfacer la demanda de los tramos 6 y 7 de este proyecto.

En enero de este año, desde Palacio Nacional, el presidente López Obrador volvió a pedir a Bombardier y Alstom participar, con proyectos competitivos, en la licitación de los convoyes del Tren Maya.

“Vamos a comprar los trenes para el Tren Maya y ojalá y Bombardier, las empresas que tienen sus plantas en México hagan buenas ofertas para que ese dinero, esa inversión se quede en el país y se convierta en empleos. Imagínense si en Ciudad Sahagún se hacen los trenes para el Tren Maya”, comentó el 6 de enero.

En esta licitación también participaron los consorcios integrados por CAF México y Rubau México. La empresa CRRC también participó pero pidió a las autoridades revisar las bases de la licitación ya que se beneficiaba a Alstom y CAF en el apartado de componentes nacionales para la fabricación de los convoyes.

Ante esto, pidió una revisión en los requerimientos ya que en las bases de la licitación para el material rodante pedía a los competidores tener un índice de contenido nacional de 65%, por lo que CRRC solicitaba reducirlo a 35%.

Alstom y Bombardier tienen plantas en Hidalgo, y CAF, en Huehuetoca.

Ante lo que consideró fue un “piso poco parejo”, la empresa de origen chino envió una carta al presidente Andrés Manuel López Obrador donde se comprometió a instalar una ensambladora de trenes en el país a fin de reducir de 24 a 19 los tiempos de entrega de los convoyes licitados.

También ofreció reducir en un 30% los costos de fabricación que traerían al gobierno mexicano ahorros por hasta 10 mil millones de pesos.

No obstante, decidió declinar el 7 de mayo ante este inconveniente.

Los trenes construidos por Bombardier y Alstom tendrán pruebas preoperativas en 2023, estimó Fonatur.

El contrato que ganó el consorcio es por poco más de 36 mil millones de pesos y además deberán construir los sistemas operativos ferroviarios como talleres de mantenimiento y construcción de puestos de control.

No obstante, la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS), quien acompaña la licitiación, alertó al Fonatur que el consorcio no cumplió con algunas bases del concurso por lo que recomendó su descalificación.

La UNOPS indicó que el consorcio no presentó el convenio de proposición donde se detalla qué partes del contrato se encargará de cumplir cada empresa, así como la exigibilidad de cada una para el cumplimiento de sus obligaciones con el Estado.

Las empresas también incumplieron en informar el porcentaje de participación de cada una en el consorcio. Esto, de acuerdo con la UNOPS, agencia que brinda asistencia técnica al proyecto del Tren Maya, era una causal para desechar la propuesta.

Fuente: Forbes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s