El PRI vive de crédito bancario; su líder, Alejandro Moreno, pidió 207 mdp

El presidente del PRl pagó sus créditos bancarios, pero volvió a endeudarse con Banco Afirme en 2021.

Alejandro Moreno, presidente del PRI. Foto: Twitter @alitomorenoc.

Alejandro Moreno Cárdenas, presidente del Partido Revolucionario Institucional(PRI), hizo el milagro de pagar en tiempo y forma una deuda millonaria heredada por Claudia Ruiz Massieu Salinas, pero contrató un préstamo con Banco Afirme del empresario Julio César Villarreal Guajardo.

“En 2021, fue contratado con Banco Afirme un crédito de 207 millones 448 mil pesos, el cual será pagado a más tardar el 15 de junio de 2023”, dice la documentación a la que tuvo acceso Forbes México.

El crédito del PRI con Banca Afirme, una institución financiera del empresario Julio César Villarreal Guajardo, fue el primero contratado por Alejandro Moreno Cárdenas, ex gobernador de Campeche.

Según el PRI, los recursos obtenidos de la banca comercial serán usados para financiar y pagar una serie de actividades ordinarias permanentes y acciones de interés público ligadas a temas electorales.

El ex gobernador de Campeche pagó antes de tiempo tres créditos con Banco Azteca y Banca Afirme por 296 millones de pesos, los cuales fueron contratados por Claudia Ruiz Massieu, ex presidenta del PRI y actual senadora de la República por esa corriente política.

A lo largo de 2020, Alejandro Moreno no solicitó ningún crédito con la banca comercial para financiar sus actividades ordinarias permanentes, ya que el dinero público entregado por el Instituto Nacional Electoral (INE) sólo puede gastarse en promover el voto durante la elección presidencial, de senadores y diputados, así como en programas de educación, capacitación, investigación socioeconómica y política y tareas editoriales.

El financiamiento, cuando es de carácter público, es autorizado directamente por el Instituto Nacional Electoral, con base en lo establecido por la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. La misma Constitución permite a los partidos políticos allegarse de recursos de origen privado, como la banca comercial, los fondos de inversión y otro tipo de instituciones financieras. 

La administración de Alejandro Cárdenas adeuda a sus proveedores 4 millones 490 mil pesos, los cuales pueden ser solventados en un año, siempre y cuando se tengan registrados en dicho ejercicio. Y no tiene denuncias por conflictos laborales con sus trabajadores y de otro tipo.

El PRI ha registrado fuertes derrotas en las elecciones de 2016,  así como 2018 y 2021, cuando fue arrasado por Morena. Todo ello ha provocado un golpe en la representación dentro del Congreso de la Unión, la pérdida de gubernaturas y quedarse sin la silla presidencial.

Las derrotas electorales al PRI no le impidieron seguir recibiendo recursos públicos para promover el voto, financiar actividades ordinarias y específicas, así como impulsar un liderazgo de las mujeres dentro de sus filas.

De 2018 al 2021, el PRI ha recibido más de 4 mil 099 millones de pesos en prerrogativas, lo equivalente al gasto cuatro veces el presupuesto recibido y gastada por la Oficina de la Presidencia de la República. Esa área encargada del cuidado y vigilancia del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador le asignaron  805 millones de pesos para 2021.

Entre 2016 y 2019, los dirigentes del PRI pidieron créditos por mil 441 millones de pesos con Banco Afirme, Banco Azteca, Banorte e Interacciones para sobrevivir a la vida democrática y enfrentar una serie de derrotas en las urnas.

Fuente: Forbes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s