Acusaban Anaya de destruir al PAN; ahora lo respaldan por ‘perseguido’

Aunque en 2018 señalaron a Anaya de corrupto y de destruir al PAN, ahora expanistas lo arropan ante la actual indagatoria de la FGR.

Ricardo anaya en campaña presidencial. Amozoc, Puebla. Foto: Angélica Escobar/Forbes México.
Ricardo Anaya en su campaña presidencial en Amozoc, Puebla. Foto: Angélica Escobar.

Cuando Ricardo Anaya quiso ser presidente de México en 2018, personajes del Partido Acción Nacional (PAN) como Felipe Calderón, Margarita Zavala, Javier Lozano y Gustavo Madero acusaron al político de destruir al partido y, de paso, lo acusaron de actos de corrupción con la venta de una nave industrial en Querétaro.

Hoy, el discurso de éstos ha cambiado y ante el avance de las indagatorias de la Fiscalía General de la República (FGR) en el caso Lozoya por supuestos sobornos dados a exlegisladores del PAN para avalar la reforma energética, ahora arropan a Anaya y advierten que es un perseguido político del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Por ejemplo, el expresidente Felipe Calderón acusó en 2018 a Anaya de ser un demagogo e ignorante por lanzar propuestas sin fundamente económico como el ingreso básico universal y de haber fracturado al PAN al no permitir una elección democrático del candidato presidencial.

En aquel año, Margarita Zavala, su esposa, busca la candidatura del PAN a la presidencia de la República, pero al no resultar electa, renunció al instituto político tras 33 años de militancia.

“Finlandia, país rico con un ingreso per cápita varias veces mayor al de México, cancela programa piloto de renta básica universal. Reconoce que es imposible de financiar. Sólo un demagogo o ignorante de la realidad económica, o las dos cosas, puede proponerlo @RicardoAnayaC“, tuiteó ese año Calderón.

Ahora, a la luz de la indagatoria por sobornos de la FGR, Felipe Calderón sostiene que Anaya Cortés es un opositor perseguido por la administración de López Obrador.

Otros panistas como Ernesto Cordero formalizaron sus señalamientos y en 2018, él lo denunció ante la entonces Procuraduría General de la República (PGR), que dirigía el encargado de de despacho Alberto Elías Beltrán.

El ahora expanista acusó a Ricardo Anaya de lavado de dinero y tráfico de influencias; a la postre, este señalamiento le costó la expulsión a Cordero por deslealtad al PAN y a su candidato presidencial, lo que motivó la salida de figuras prominentes como la de Margarita Zavala y Felipe Calderón.

Uno de los principales difusores de esta acusación fue Javier Lozano, que en 2018 fue uno de los voceros de José Antonio Meade, candidato presidencial del PRI en 2018.

“Se los dije, Ricardo Anaya miente y está metido en lavado de dinero”, lanzó Lozano en un video en 2018.

Javier Lozano aseguró que el excandidato de la coalición “Por México al Frente” mintió sobre el proceso de venta de una nave industrial a través de la empresa Manhattan Masterplan Development, que de acuerdo con él, fue incluida por el SAT como empresa fantasma.

Hoy, sin mencionar a Anaya directamente, Lozano acusó al presidente López Obrador de querer convencer a la opinión pública que su fuerte no es la venganza, pero se vale de evidencia a modo para reafirmar la acusación contra Anaya Cortés.

En tanto, Gustavo Madero, expresidente del PAN y quien señaló a Anaya de ser uno de sus peores errores políticos al encumbrarlo, acusó que el gobierno está judicializando la política y se muestra autoritario al “perseguir” a Anaya.

Cuando fue dirigente del PAN, Madero posicionó a Ricardo Anaya como diputado federal y le dio la coordinación de la bancada del PAN en San Lázaro, Cámara a la que presidió.

Luego, se hizo de la secretaría general del PAN y tomó la dirigencia nacional del partido por el interinato tras tumbar a Madero, quien lo señaló de traición.

La FGR sustenta la acusación contra Anaya a través de los dichos de Rafael Caraveo, quien era secretario particular del senador panista Jorge Luis Lavalle y quien confirmó que los panistas recibieron sobornos por parte del gobierno de Peña Nieto.

Las indagatorias llegan hasta Francisco Domínguez, gobernador de Querétaro, y Francisco Javier García Cabeza de Vaca, mandatario de Tamaulipas, además de Ernesto Cordero, Salvador Vega Casillas y Osiris Hernández.

Fuente: Forbes

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s