Greenpeace acusa fracaso de grandes marcas por no reducir plásticos

Greenpeace criticó que grandes compañías de consumo producen toneladas de plásticos con combustibles fósiles, lo que genera más CO2.

Foto: Fernando Luna Arce / Forbes México

La organización ambiental Greenpeace señaló a las grandes empresas de consumo, como Coca-Cola, Nestlé y PepsiCo, de reforzar la expansión de la producción de plástico y alimentar el cambio climático tras “fracasar en reducir” sus empaques de plásticos.

De acuerdo con el informe de Greenpeace, durante 2019 Coca-Cola produjo 2 millones 981,421 toneladas de plástico y 14 millones 907,105 toneladas de emisiones de CO2; PepsiCo creó 2 millones 300,000 toneladas de plástico y 11 millones 500,000 toneladas de emisiones de CO2, a su vez, Nestlé produjo 1 millón 524,000 toneladas de plástico y 7 millones 620,000 toneladas de emisiones de CO2.

“A pesar de sus mejores esfuerzos para parecer amigables con el clima, compañías como Coca-Cola, PepsiCo y Nestlé están trabajando junto a la industria de los combustibles fósiles para expandir la producción de plástico, lo que podría poner al mundo en niveles de emisiones catastróficos. Las mismas marcas conocidas que están impulsando la crisis de la contaminación plástica están contribuyendo a alimentar la crisis climática”, declaró Graham Forbes, líder del Proyecto Global de Plásticos de Greenpeace USA.

Más del 99% del plástico, agregó la organización, es fabricado con combustibles fósiles y se emiten grandes cantidades de gases de efecto invernadero en cada etapa del ciclo de vida del plástico: extracción del gas y el petróleo, el refinado y la producción, su incineración y llegada a rellenos sanitarios, incluso al reciclarlo.

De igual forma, el estudio puntualizó que nueve de las grandes empresas de consumo —Coca-Cola, PepsiCo, Nestlé, Mondelēz, Danone, Unilever, Colgate Palmolive, Procter & Gamble y Mars— compran envases de fabricantes suministrados con resina plástica o productos petroquímicos de empresas como ExxonMobil, Shell, Chevron Phillips, Ineos y Dow.

“Las empresas de bienes de consumo se han asociado con empresas de combustibles fósiles durante décadas para promover el reciclaje de plástico a pesar de sus fracasos. Explica cómo estas industrias han trabajado juntas para oponerse a legislaciones que restringirían los envases y empaques de un solo uso y han abogado por los llamados proyectos de ‘reciclaje químico o avanzado’, el cual genera grandes impactos ambientales“, advierte Greenpeace.

El informe también encuentra que las industrias de combustibles fósiles y bienes de consumo a menudo trabajan a través de grupos de fachada que abogan por estas soluciones falsas, incluidas la Alliance to End Plastic Waste, The Recycling Partnership, y el American Chemistry Council.

De acuerdo con el organismo de comercio PlasticsEurope, en 2020 la
producción global de plástico alcanzó los 367 millones de toneladas métricas,
 a comparación de los 359 millones de toneladas métricas en 2018. Los estimados de la industria prevén que la producción de plásticos se duplicará en para el 2030–2035 y triplicará para el 2050 en comparación con el 2015.

“La colusión entre las grandes marcas de bienes de consumo y las empresas de combustibles fósiles/petroquímicas resaltada en este informe es relevante para México porque refuerza el llamado hecho por Greenpeace México y la Alianza México sin Plástico (AMSP) a los legisladores a incluir la Responsabilidad Extendida de los Productores (REP) en la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos (LGPGIR)”, apunta la organización.

Fuente: Forbes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s