Aumentaron empleos de mala calidad en México.

Debido a la informalidad, subocupación y pobreza laboral; persiste una disparidad en la calidad del empleo en hombres y mujeres.

Aunque el nivel de los empleos e ingresos laborales en México continúa su recuperación, la persistencia de la informalidad, la subocupación y la pobreza laboral denotan una insuficiencia para cubrir las necesidades básicas y proveer empleo de calidad a los trabajadores, señalan especialistas.

De los empleos creados entre el segundo trimestre del 2020 (2T20), cuando inició la recuperación, y en el 3T21, un 78% ha sido informal. Mientras que el nivel de empleo informal actualmente es 2.1% mayor al que había antes de la crisis, el del empleo formal es mayor en apenas 0.4 por ciento. 

También te puede interesar: 12% de los jóvenes en México han perdido su empleo por la pandemia: BID

El nivel de informalidad laboral es similar para hombres y mujeres, pues en el 3T21 del año, un 56.2% de las mujeres ocupadas tuvieron un empleo informal, mientras que la proporción para los hombres fue de 56.3%, señaló el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO). 

En el trimestre de referencia, la proporción de la población en pobreza laboral, cuyos ingresos laborales del hogar fueron insuficientes para adquirir el valor de la canasta alimentaria para todos los miembros, alcanzó un nivel de 40.7% y registró el primer incremento en un año. 

De acuerdo con un análisis del IMCO, con cifras del Inegi, existe una disparidad en la competitividad y la calidad del empleo en hombres y mujeres. Mientras que, en el 3T21 las mujeres que percibieron un ingreso por su trabajo tuvieron ingresos laborales promedio de 5,980 pesos al mes, los hombres recibieron 7,588.

Y si bien ambos sexos tienen tasas de informalidad laboral similares (de 56.3% en hombres y 56.2% en mujeres), la calidad del empleo de las mujeres es más baja, y el incremento en la tasa de subocupación denota una generación de empleo vulnerable y con horas e ingresos insuficientes para parte de la población. 

“Mientras que antes de la llegada de la pandemia el 8.4% de la población ocupada laboraba en un empleo con menos horas de las que está dispuesto y requiere dedicar al trabajo, la tasa actual de subocupación es de 12.9%; al inicio de la crisis, en el 2T20, esta tasa llegó a alcanzar un nivel de 25%”.

A esto se suma que el reporte reciente de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), refiere que en octubre pasado se registraron 14 millones 009,186 mexicanos en el rubro salarial que tiene como máximo un salario mínimo al mes, un crecimiento interanual de 1.7 por ciento.  

Mientras que el grupo que concentra las remuneraciones de más de uno y hasta dos salarios mínimos también registró un aumento de 0.5%; en este grupo se encuentran 19 millones  727,685 trabajadores. Los ocupados que ganan como máximo un salario mínimo mensual representan al 24.9% del total.

Y quienes ganan más de uno y hasta dos concentran al 35.0%, es decir que en México seis de cada diez trabajadores perciben menos de 8,502 pesos mensuales. El grupo de trabajadores que gana más de dos y hasta tres salarios mínimos bajó 1.9%; más de tres y hasta cinco salarios, 0.3 por ciento.

Fuente: Real Estate

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s