Rechaza Mazda despidos por cuestiones sindicales.

Surge movimiento que buscar quitarle la representación del sindicato a la CTM para la firma del contrato colectivo de trabajo.

SILAO/SALAMANCA, Gto. (OEM-Informex). Luego de que la empresa Mazda hiciera ajustes en su plantilla laboral, extrabajadores y trabajadores de la planta que la firma japonesa tiene instalada en Salamanca iniciaron el llamado “Movimiento industrial independiente automotriz”, el cual pretende ser un émulo del que realizaron los trabajadores de General Motors, en Silao, para con ello buscar quitarle la representación sindical a la Confederación de Trabajadores de México (CTM).

Sin embargo, la empresa Mazda dio a conocer que el ajuste que hizo en su plantilla y que significó el recorte de 60 plazas y no 280, como denunciaron en conferencia de prensa los integrantes del “Movimiento industrial independiente automotriz” obedeció a un ajuste en la plantilla laboral, pues la empresa está enfrentando una disminución en la producción de vehículos, debido a la escasez global de semiconductores, por lo que negó que el recorte del personal haya sido por motivos inherentes al sindicalismo que hay en la planta.

También te puede interesar: Ensamble de autos creció en febrero; Mazda acelera 85% su producción

“No es verdad que se han despedido a 280 colaboradores. Lo cierto es que el pasado viernes 18 de febrero, nuestra empresa desapareció 60 puestos de trabajo como parte de una reestructura organizacional ante la compleja situación actual, la cual incluye una disminución en nuestra producción debido a la escasez global de semiconductores.

“Tampoco es verdad que se terminó la relación laboral por cuestiones sindicales. Nunca hemos considerado y nunca consideraremos tales cuestiones en nuestra relación con nuestros colaboradores”, dio a conocer Mazda, a través de un comunicado la tarde del miércoles, horas después de la rueda de prensa que ofrecieron trabajadores de la firma japonesa en Silao.

Y es que durante la mañana del miércoles, en la Casa Obrera de Silao, en donde se generó gran parte del movimiento que dio origen al Sindicato Independiente Nacional de Trabajadores y Trabajadoras de la Industria Automotriz (SINTTIA) y que le arrebató a la CTM la representación sindical para la firma del Contrato Colectivo de Trabajo, Abel Hernández Ayala, vocero y líder del “Movimiento industrial independiente automotriz”, dio a conocer que desde inicio de diciembre a la fecha habían sido presuntamente despedidas 280 personas, inclusive señaló que en un solo día hubo 80 personas a las que se les rescindió el contrato que tenían con la firma japonesa.

“El argumento que a todos han dado es la difícil situación financiera que atraviesa Mazda, pero sabemos que es en represalia al movimiento que se está llevando dentro de la misma planta automotriz, ante los abusos de encargados de áreas, bajos sueldos, largas jornadas laborales y ausencia de promociones en escalafones”, mencionó Abel Hernández.

Abel Hernández señaló el interés principal es el de aterrizar en Guanajuato la normatividad establecida por el T-MEC, con la intención de que se respeten los derechos laborales y humanos y que se preserve la productividad y competitividad de las empresas.

Trabajadores fueron liquidados conforme a la ley

No obstante, Mazda refutó en su comunicado esta situación y además de decir que sólo fueron 60 las plazas laborales que suprimió por la disminución de su producción de vehículos por la falta de semiconductores, la selección de los trabajadores de los que se prescindió fue con base en su desempeño dentro de la fábrica.

“Los trabajadores a los que se les rescindió el contrato fueron seleccionados diligentemente, tomando en cuenta su actitud en el trabajo y otros aspectos relacionados con su desempeño.

“Los 60 colaboradores fueron indemnizados en estricto apego a la ley, y los 60 estuvieron de acuerdo” (sic), indicó la automotriz japonesa en su comunicado.

Además, Mazda rechazó que dentro de la planta haya abusos laborales, pues dio a conocer que cuenta con políticas tendientes precisamente a evitar este tipo de situaciones, pues es parte de su filosofía laboral con la que se ha desempeñado desde 2014, cuando inició labores en Salamanca.

“Reiteramos que nuestra empresa respeta y promueve firmemente los derechos humanos y laborales de nuestros trabajadores, contamos con una política de cero tolerancia y absoluto rechazo a cualquier tipo de hostigamiento y acoso, e implementamos constantemente medias orientadas a garantizar las mejores condiciones y el mejor ambiente laboral para nuestros colaboradores” (sic).

Sin embargo, Abel Hernández insistió en que se buscarán las condiciones para que pueda haber una nueva representación sindical en Mazda y por ello anunció que el “Movimiento industrial independiente automotriz” estará impulsando para que pueda haber un proceso de elección de sindicato dentro de la empresa japonesa instalada en Salamanca.

“Hay mucha gente que está dentro de Mazda que ya está dentro de este movimiento y que nos está apoyando, hemos venido creciendo poco a poco y los invito a que se sumen, porque tenemos derechos y merecemos un trato digno”.

Fuente: El Sol de Salamanca

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s