Guatemala quiere exportar trabajadores a México para aprovechar sureste.

El ministro de Relaciones Exteriores del país vecino destacó que existen 11 mil 500 visas de trabajo pendientes.

Guatemala sabe que México debe dejar de ser visto como un país de tránsito, y México sabe que debe dejar de serlo, y la visita del presidente Andrés Manuel López Obrador a este país y la reunión con su homólogo, Alejandro Giammattei, fue precisamente para trazar una política binacional de buenos vecinos y plantear compromisos, pero no para frenar de tajo la migración irregular, sino para incentivar el trabajo de los guatemaltecos en México.

En entrevista con MILENIO, Mario Búcaro Flores, ministro de Relaciones Exteriores de Guatemala hace una reflexión sobre el primer viaje del presidente López Obrador a este país. Habla sobre los 950 kilómetros de frontera compartida y de sus 750 cruces ilegales; de los tres mil 395 millones de dólares al año en intercambio comercial y el plan para modernizar la frontera sur; así como de las intenciones de Alejandro Giammattei para regular el trabajo de hasta 11 mil 500 guatemaltecos en México con visas de trabajo temporal, y de la importación del programa Jóvenes Construyendo el Futuro.

En cuanto al tema de seguridad transfronteriza, el acuerdo se vio en el sentido de fortalecer el intercambio de información para la desarticulación de grupos criminales que operan en ambos lados de la frontera, principalmente dedicados al tráfico de personas, y estuvo a cargo de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y de la Marina Armada.

También te puede interesar: México y EU negocian visas para migrantes.

Desde su despacho en Ciudad de Guatemala, Mario Búcaro reconoce que la historia de su país está ligado a la migración hacia el norte; a las remesas, que representan un 17 por ciento del PIB nacional, y con ello el sustento de millones de familias guatemaltecas, por lo que “la única forma para cambiar el fenómeno migratorio –advierte– es dándole oportunidades a la gente, oportunidades para que migren de manera ordenada”.

Para ello, entre los acuerdos trazados el jueves pasado en el Palacio Nacional de Cultura de Guatemala, estaría la creación de una tarjeta regional, para que trabajadores guatemaltecos puedan aportar a la formalidad laboral en México.

“Hoy los guatemaltecos nos sentimos orgullosos de que más de 20 mil trabajadores recogen la cosecha del café en Chiapas, pero son trabajadores temporales que van y regresan, y hoy, gracias a los esfuerzos del presidente López Obrador y del presidente Alejandro Giammattei, pronto tendrán una tarjeta regional y tendrán oportunidad de cotizar en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

“Un ganar-ganar para que estos trabajadores puedan aportar a la economía tanto de Guatemala como de México”, señaló el ministro.

Además, el plan para el Istmo de Tehuantepec, así como la construcción del Tren Maya, que quedaría a 50 kilómetros de la frontera, según el mismo canciller, son la oportunidad para que 11 mil 500 trabajadores guatemaltecos puedan integrarse a la economía mexicana.

“Hoy tenemos una oportunidad en el sureste de México, hoy nuestros guatemaltecos que ya van a cortar el café en Chiapas pueden hacerlo, hoy tenemos más de 11 mil 500 visas ya listas para negociar para que puedan migrar de una forma regular”.

En esta relación bilateral también fue puesta sobre la mesa la idea del presidente López Obrador para exportar a Centroamérica los programas sociales mexicanos, y Guatemala lo haría con Jóvenes Construyendo el Futuro, que –según dijo– “ya es una realidad”, y que hoy se encuentra en una etapa de registro.

“Se está y se va a implementar en Guatemala también de una manera puntual con las necesidades que tenemos para atacar esas causas de la migración irregular.

“Estamos fusionando estos programas (Jóvenes Mi Primer Empleo y Jóvenes Construyendo el Futuro), prácticamente que ya tenemos para costumizarlos en lugares que tienen mayor necesidad, y efectivamente, ahora estamos pasando a la etapa de registro que es fundamental”.

En cuanto a la petición lanzada por el presidente López Obrador para que Estados Unidos destine recursos para incentivar Centroamérica a través del desarrollo social, puntualizó: “Yo creo que es una decisión soberana de cada país, poder decidir cómo emplear sus partes de cooperación, seguro los guatemaltecos podemos ser responsables de los guatemaltecos y los mexicanos de los mexicanos, pero todo de acuerdo con el pacto mundial tenemos una responsabilidad compartida”.

“La única forma en la que pudimos cambiar este fenómeno es dándole oportunidades a la gente, oportunidades para que migren de manera ordenada, segura y optativa”.

Pero el logro más importante de la visita de López Obrador a Guatemala, planteó el canciller, quedó en el tema aduanal y en el tema fitosanitario, con el compromiso para construir por lo menos una de dos garitas más, antes de que concluya el mandato del presidente guatemalteco, es decir, el próximo año.

“Estamos habilitando y soñando en abrir por lo menos otras dos Aduanas Bicentenario, que así le llamaremos para celebrar nuestra amistad y estos 200 años que acabamos de pasar.

Podemos garantizar que este año vamos a ver una aduana más, vamos a felicitar todos los procesos, y ojalá podamos cumplir con todos estos compromisos porque nace también del acuerdo de un despacho aduanero conjunto”, lo que agrega, se convierte en “la oportunidad de incrementar nuestro comercio con todos los controles y el pago de impuestos”.

En el tema de seguridad transfronteriza, donde el Ministerio de la Defensa Nacional de Guatemala trazó una ruta con el Ejército y la Armada para una mayor cooperación. Presumió a Guatemala como el país que más ha extraditado a narcotraficantes a Estados Unidos, con más de 60 en lo que va del año, y un trabajo enfocado a frenar el tráfico ilegal.

 “Se formó el grupo de acción de intercambio de información para la captura de aquellos que lucren con el dolor de nuestros migrantes”, agregó.

Finalmente, Mario Búcaro, a nombre del gobierno Guatemalteco, lanzó un agradecimiento a México, al presidente López Obrador, y a su homólogo mexicano, Marcelo Ebrard, por el apoyo brindado durante la parte más intensa de la pandemia de Covid-19 y la donación de vacunas para ayudar a la población, y confió en que la relación de amistad continuará por un buen camino para mostrar una región fuerte ante el mundo.

“Fue una visita para no solo agradecer, cimentar la nuestra amistad y pensar a futuro lo que podemos hacer y desarrollar como naciones amigas hermanas y buenos vecinos”.

Fuente: MILENIO

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s