Solicitud de revisión laboral de EU contra Teksid México sin validez jurídica: CTM Coahuila.

Esta solicitud que hizo el gobierno estadounidense al mexicano surgió por una denuncia que hizo el sindicato del senador Napoleón Gómez Urrutia.

La petición que hizo el gobierno de Estados Unidos a la autoridad mexicana de revisar la denegación de derechos laborales bajo el Mecanismo Laboral de Respuesta Rápida del T-MEC en la planta de Frontera, Coahuila, de Teksid Hierro de México, se basa en hechos que sucedieron antes de la entrada en vigor de dicho Tratado.

El líder sindical de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) en Coahuila, Tereso Medina, dijo a EL UNIVERSAL que no hay validez jurídica de esa petición porque data de una situación que ocurrió entre 2018 y 2019, es decir, antes del primero de julio de 2020, fecha en que entró en vigencia del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

Esta solicitud que hizo el gobierno estadounidense al mexicano surgió por una denuncia que hizo el sindicato del senador Napoleón Gómez Urrutia, el Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana, a las autoridades del país del Norte, quienes tomaron esta petición sin llevar a cabo una investigación.

Todo empezó entre 2018 y 2019 cuando el sindicato minero de Gómez Urrutia interpuso una demanda para obtener el contrato colectivo de Teksid Hierro de México, ignorando que el contrato colectivo estaba en manos del  Sindicato de la Industria Metalmecánica de Monclova, Coahuila.

También te puede interesar: EU presenta queja laboral a México contra planta de Teksid Hierro en Coahuila.

En otras palabras, no se notificó del conflicto al sindicato local de Monclova que tenía el contrato colectivo, sino que se intentó hacerlo contra un sindicato que no fue el que poseía el contrato.

Por ello, Tereso Medina afirmó que en estricto sentido esta solicitud de Estados Unidos no tiene viabilidad jurídica porque el Mecanismo Laboral de Respuesta Rápida del T-MEC “no tiene efectos retroactivos debe solicitarse a partir de la entrada en vigor del Tratado y en adelante”. 

Comentó  que después de recibir la petición el gobierno mexicano tiene 10 días para aceptar o rechazar la solicitud de Estados Unidos. Esto abre dos escenarios, uno que se rechace por parte de la autoridad y el otro es que se acepte.

En cualquiera de los dos casos puede reponerse la votación para que los trabajadores de Teksid decidan cuál será el sindicato que los representará.

“En todos los casos el objetivo es garantizar al trabajador su libertad sindical absoluta… por eso mi propuesta y sugerencia es que el recuento (volver a realizar la votación) es la reina de las pruebas, que se sometan a un recuento y decidan libremente con qué sindicato estar”, expuso.

Fuente: EL UNIVERSAL

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s