Sindicatos del sector automotriz deben transitar hacia la Revolución 4.0, advierte Tereso Medina.

El secretario general de la CTM, Tereso Medina, que en los próximos cinco años, cualquiera de las marcas con presencia en territorio nacional deberá de estar produciendo modelos híbridos y dentro de 10 años el total de vehículos será eléctrico.

Con el objetivo de alinear esfuerzos y metas a las tendencias mundiales, que marcan el fin en la próxima década de la producción de automóviles que usan gasolina o Diesel, la industria automotriz en México se encuentra en plena transición y adaptación de procesos de producción en la que están inmersos los sindicatos, sobre todo, para lograr la transición hacia las nuevas habilidades que requerirán las empresas para mantener los puestos de trabajo.

Así lo manifestó Tereso Medina, secretario general adjunto de la CTM, quien detalló que en los próximos cinco años, cualquiera de las marcas con presencia en territorio nacional deberá de estar produciendo modelos híbridos y dentro de 10 años el total de vehículos será eléctrico.

Las empresas armadoras y fabricantes de autopartes, deberán de cambiar sus procesos por automatización y sistemas digitales, por lo que se van a requerir nuevos perfiles de trabajadores para cubrir la demanda que requerirá la revolución 4.0”, dijo el dirigente sindical.

Agregó que “estamos en un proceso clave en la transformación de la industria automotriz en México. En unos años el uso de combustibles será obsoleto y debemos de apostar al uso de energías renovables. Se van abrir nuevas carreras y desde los sindicatos también debemos de comenzar a modificar nuestra visión y adaptarnos a la agenda de la nueva clase trabajadora que está emergiendo”.

También te puede interesar: Aptiv abrirá una planta en Coahuila; producirá arneses para el sector automotriz.

Medina ejemplificó que en algunas armadoras, sobre todo de autopartes, por un lado ocupa 2,500 trabajadores para proveer de autopartes al sistema tradicional en la fábrica de motores de diesel gasolina; pero al probar otra nave más grande en San Luis Potosí para proveer a la fabricación de autos eléctricos, van a requerir alrededor de 160 técnicos; entonces “va a llegar un momento en que los sindicatos tienen ver cómo le van a hacer o qué papel van a jugar en el futuro con esta Revolución que se denomina la Inteligencia Artificial”.

Cabe señalar que el sector automotriz es uno de los principales en ser supervisados en el cumplimiento en los derechos laborales; pues hay 4 quejas interpuestas por que se han denegado el derecho a la sindicalización y a la contratación colectiva.

Al respecto, el dirigente sindical destacó que “son temas que se tienen que sumar a los procesos de cambio, a fin de que sean los trabajadores quienes determinen quién los va representar”.

Fuente: EL ECONOMISTA

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s