México entra a la lista de países con las peores formas de trabajo infantil

En nuestro país hay trabajo infantil en la producción de aguacate, chile, café, pepinos, berenjenas, ejotes, melones, cebollas, caña de azúcar, tabaco y tomates, además de explotación en la pornografía y la delincuencia organizada.

México entra a la lista de países con las peores formas de trabajo infantil

México entró por primera vez a la lista de las peores formas de trabajo infantil en la edición de 2020 de un análisis anual que realiza el gobierno de Estados Unidos.

La Lista de bienes producidos por trabajo infantil y trabajo forzoso 2020, elaborada por el Departamento de Trabajo, detecta los “abusos” en sectores clave en más de 145 países y territorios.

En México hay trabajo infantil en la producción de aguacate, chile, café, pepinos, berenjenas, ejotes, melones, cebollas, caña de azúcar, tabaco y tomates, así como en la cría de ganado y en fabricación de calzado, muebles, indumentaria, artículos de cuero y textiles. Además, en trabajo doméstico y en la construcción, minería, carpintería, talleres mecánicos y bares.

“El trabajo infantil agrícola es más prevalente entre los niños que las niñas. Si bien los menores participan en actividades agrícolas en todo el país, la mayoría del trabajo infantil en este sector ocurre en los estados centrales de Nayarit, Zacatecas y Colima, y los estados sureños de Tabasco y Campeche. A menudo, el trabajo agrícola infantil supone largas jornadas laborales, el uso de herramientas afiladas, manejo de plaguicidas y cargar bultos pesados. Según un estudio de UNICEF de 2016, en el 44% de los hogares de trabajadores agrícolas migrantes al menos un niño participaba del trabajo infantil”, se señala en el reporte.

Pero por primera ocasión en México se combinó el trabajo infantil y el trabajo forzoso en la producción de tomate y chile pimiento. “Vemos riesgos laborales en tomate y chiles en los próximos años”, dijo Aldo Mares Benavides, vicepresidente de Bienestar Laboral del Consejo Nacional Agropecuario (CNA).

En la Lista de 2020, se detectó trabajo infantil en México en la producción de:

  • Tomate (Sinaloa y Jalisco)
  • Chile (Sinaloa, Guanajuato y Sonora)
  • Pepinos (Sinaloa, Sonora y Baja California)
  • Caña de azúcar (Sinaloa y Veracruz)
  • Café (Veracruz, Ciudad de México y Puebla)
  • Cebollas (Baja California y Sonora)
  • Ejotes (Sinaloa y Baja California)
  • Berenjenas (Baja California, Nayarit y Sinaloa)
  • Tabaco (Nayarit, Baja California y Ciudad de México)
  • Melón (Sonora, Baja California y Baja California Sur)

Adicionalmente, existe en México trabajo forzoso en la producción de tomate (Sinaloa y Jalisco) y chile pimiento (Sinaloa, Guanajuato y Sonora).

Además de los sectores anteriores, las autoridades estadounidenses advierten que dentro de la “peores formas de trabajo infantil categóricas” en México, destacan el trabajo forzoso en servicio doméstico, venta ambulante y mendicidad, cada una de ellas, a veces, consecuencia de la trata de personas; la explotación sexual con fines comerciales, incluida la producción de pornografía; uso en actividades ilícitas, incluida la producción de amapola para heroína y el narcotráfico, así como el reclutamiento de niños por parte de grupos armados.

Presión por el T-MEC

Como parte del informe sobre la Lista de 2020, Eugene Scalia, secretaria estadounidense del Trabajo, dijo que el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) brinda a la Oficina de Asuntos Laborales Internacionales (ILAB) otra oportunidad importante de impacto, ya que la agencia trabaja con socios comerciales clave para aumentar y fortalecer las protecciones laborales a través de asistencia técnica, proyectos de desarrollo de capacidades e investigación de vanguardia.

“El T-MEC requiere explícitamente que cada país prohíba la importación de bienes elaborados con trabajo forzoso, y la investigación y los informes de ILAB jugarán un papel clave en la implementación de esta disposición”, dijo.

Como parte de la investigación del mercado laboral mexicano en este rubro, el Departamento del Trabajo de Estados Unidos realizó las siguientes recomendaciones para erradicar el trabajo infantil y forzoso en el país:

  • Aumentar la edad mínima para trabajar a la edad hasta que la educación es obligatoria.
  • Lograr que las secretarías del Trabajo a nivel federal y estatal realicen inspecciones laborales específicas y sin previo aviso en todos los sectores, incluido el sector informal, y en zonas rurales, y aumentar el número de inspectores para estos temas y capacitarlos con los protocolos de la Organización Internacional del Trabajo.
  • Publicar información a nivel federal y estatal sobre el número de multas impuestas y cobradas por trabajo infantil, la cantidad de inspecciones en lugares de trabajo e inspecciones sin previo aviso realizadas, la cantidad de infracciones penales laborales observadas, y —en forma desagregada— el número de procesos judiciales iniciados y de condenas obtenidas del número de casos que involucren a menores.
  • Establecer un sistema de seguimiento de casos para que el incumplimiento de la legislación en materia de trabajo infantil se registre y las víctimas de trabajo infantil sean remitidas a los servicios apropiados.
  • Incrementar la capacitación brindada a funcionarios encargados de hacer cumplir la ley, fiscales y jueces, a fin de garantizar la adecuada aplicación de la legislación penal en relación con las peores formas de trabajo infantil.
  • Garantizar que las entidades de aplicación de la legislación penal investiguen y persigan las infracciones relacionadas con las peores formas de trabajo infantil, incluidos los casos de trata de personas, y que los mecanismos de coordinación de la lucha contra la trata estén adecuadamente financiados.
  • Ampliar el acceso a la educación incrementado la infraestructura escolar, brindando material educativo y clases en la lengua materna de los alumnos, y garantizando que todos los menores puedan asistir a la escuela, incluidos aquellos en comunidades migrantes o indígenas.
  • Garantizar que los menores migrantes no acompañados sean alojados en centros de protección infantil en vez de en centros de detención, y que se les brinde acceso a la educación.
  • Poner en marcha programas de protección social o ampliar los existentes a todo el país para las víctimas de trabajo infantil en todos los sectores pertinentes, que incluyen la explotación sexual con fines comerciales y las actividades ilícitas.

“El gobierno ha adoptado políticas en materia de trabajo infantil. Sin embargo, hay deficiencias en las políticas que obstaculizan las labores para combatir el trabajo infantil, como el hecho de no cubrir todas las peores formas de trabajo infantil”, concluye el Departamento del Trabajo de Estados Unidos.

Fuente: Factor Capital Humano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s