Toma nota: No todos los conflictos laborales pasarán por etapa de conciliación

En ocho estados del país, desde noviembre, opera un nuevo mecanismo para la solución de conflictos entre patrones y empleados. El modelo contempla la conciliación como requisito prejudicial, pero no para todos los casos.

Toma nota: No todos los conflictos laborales pasarán por etapa de conciliación

El nuevo modelo de justicia laboral opera ya en ocho estados del país y a finales de este año se sumarán 12 entidades federativas más. De esta manera, en las ciudades que hicieron el cambio los conflictos laborales ya no se resuelven ante las juntas de Conciliación y Arbitraje, sino ante las nuevas autoridades: centros de conciliación y tribunales laborales.

El mecanismo de solución de conflictos incluido en la reforma laboral de 2019 busca impartir una justicia pronta y expedita, apostando por la conciliación y reduciendo la proporción de casos que van a juicio, evitando así la saturación de los tribunales laborales. En ese sentido, el procedimiento establece que, en primera instancia, se debe agotar la etapa de conciliación, y sólo en caso de no llegar a un acuerdo se podrá iniciar un juicio (segunda etapa).

Sin embargo, la reforma a la Ley Federal del Trabajo (LFT) también estableció excepciones en las que la conciliación no es obligatoria y, por lo tanto, los trabajadores pueden iniciar un juicio en un tribunal laboral. Estos son casos por:

  1. Discriminación en el empleo y ocupación por embarazo, así como por razones de sexo, orientación sexual, raza, religión, origen étnico o condición social
  2. Acoso u hostigamiento laboral
  3. Designación de beneficiarios por muerte
  4. Prestaciones de seguridad social por riesgos de trabajo, maternidad, enfermedades, invalidez, vida, guarderías y prestaciones en especie y accidentes de trabajo
  5. Vulneración a la libertad de asociación, libertad sindical y el reconocimiento efectivo de la negociación colectiva
  6. Casos de trata laboral o trabajo forzoso
  7. Casos de trabajo infantil
  8. Disputa de la titularidad de contratos colectivos o contratos ley
  9. Impugnación de los estatus de los sindicatos o su modificación.

El Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral (CFCRL) explicó que, para estos casos, los trabajadores pueden acudir directamente a los tribunales laborales o bien, buscar la mediación en otras instancias federales de atención gratuita como la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo (Profedet).

“Si una persona genera una solicitud de conciliación prejudicial individual, por los temas de excepción, el personal del Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral hace del conocimiento al solicitante que, en términos de la Ley Federal del Trabajo, no se encuentran obligados a agotar la instancia conciliatoria, por lo que puede acudir de manera directa ante los tribunales laborales”, informó el Centro Laboral en un comunicado.

En cinco meses de vida, el nuevo modelo de justicia laboral ha logrado conciliar el 70% de los casos que se han presentado en materia federal, superando la meta del 60% que planteó el director general del CFCRL, Alfredo Domínguez Marrufo.

Profedet, cobertura amplia

En entrevista, Carolina Ortiz Porras, titular de la Profedet, explicó que el órgano desconcentrado que encabeza tiene participación tanto en el nuevo modelo de justicia como en la solución de conflictos bajo el esquema anterior a la reforma laboral.

“Llevamos los asuntos que todavía no entran en la etapa de implementación, como los asuntos de la nueva etapa. En este nuevo modelo, la conciliación es fundamental para encontrar soluciones ágiles a todas las controversias”, expuso la procuradora federal de la Defensa del Trabajo

Actualmente, el nuevo mecanismo de solución de controversias opera en los estados de Campeche, Chiapas, Durango, Estado de México, San Luis Potosí, Tabasco, Zacatecas e Hidalgo (este último únicamente en materia federal). El procedimiento redujo la solución de conflictos en promedio de 4 años a 8 meses, esto por los 45 días máximos en los que debe agotarse la etapa de conciliación y hasta los 6 meses que puede durar el juicio en tribunales.

Ortiz Porras indicó que la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo es la única institución que participa en los dos nuevos mecanismos de justicia laboral. El órgano desconcentrado ha realizado 1,140 procesos de mediación de enero a marzo de este año en los estados donde aún no opera el nuevo modelo laboral, recuperando 86 millones 422,000 pesos a favor de los trabajadores.

“En el nuevo modelo de justicia, ya la Profedet sólo acompaña a los trabajadores, beneficiarios o sindicatos, pero ya no lleva convenios, estos ya son procesados ante el Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral”, puntualizó.

Este año, los estados de Aguascalientes, Baja California, Baja California Sur, Colima, Guanajuato, Morelos, Oaxaca, Puebla, Querétaro, Quintana Roo, Tlaxcala y Veracruz implementarán los nuevos mecanismos de solución de controversias laborales. De esta manera, el 1 de octubre serán 20 entidades en total que ya se habrán integrado al nuevo esquema de justicia laboral.

“El mayor número de asuntos por los que las personas trabajadoras recurren a la Profedet, bajo el viejo modelo de justicia, es por despido. El segundo motivo es por retiro voluntario; el tercero, por prestaciones. Pero estos temas, cuando se implementen los nuevos mecanismos, se atenderán en los Centros de Conciliación correspondientes, la Profedet va a seguir acompañando y viendo por los intereses de los trabajadores, sus beneficiarios o sus sindicatos”, concluyó.

Aumentan presupuesto para el Centro

Transitar al nuevo modelo laboral, en el que se creó el CFCRL, requirió de una mayor partida presupuestal de lo previsto, y en marzo de este año la Secretaría de Hacienda y Crédito Público autorizó 100 millones de pesos adicionales a los 337.4 millones de pesos que se habían destinado para esta finalidad.

Así lo dio a conocer el director general del Centro, Alfredo Domínguez Marrufo, al presentar el informe trimestral de labores durante la reunión ordinaria de la Junta de Gobierno del organismo laboral, donde destacó que las entidades con más servicios han sido el Estado de México, con 2,004; seguido de Tabasco, con 1,763, y Durango, con 1,648.

Cabe destacar que el presupuesto aprobado y asignado para el CFCRL para este año asciende a 437.4 millones de pesos, cuya ampliación es para afrontar la segunda etapa de implementación del nuevo modelo laboral. En el primer trimestre del año el CFCRL ha brindado casi 10,000 servicios de orientación y asesoría en materia de conciliación y trámites registrales en general en los ocho estados que opera como parte de la primera etapa de implementación de la reforma laboral.

Como parte del informe que presentó ante los funcionarios, el director General destacó que en materia de trámites registrales, personal verificador de las ocho oficinas estatales del Centro ha asistido a 153 diligencias de verificación, relativas a solicitudes de constancias de representatividad y consultas sobre revisión integral de contratos colectivos de trabajo.

Fuente: Factor Capital Humano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s