¿Quieres evitar inspecciones de la STPS? En el autocumplimiento está la clave

En el segundo semestre del 2020 se pondrá en marcha un programa de autocumplimiento que permitirá a las empresas quedar libres de inspecciones durante un año.

La Secretaría de Trabajo y Previsión Social (STPS) pondrá en marcha un programa de autocumplimiento para que las empresas acrediten la correcta aplicación de la legislación laboral y el marco normativo y, de esta manera, queden exentas por un año de las inspecciones, informó Alejandro Salafranca Vázquez, titular de la Unidad de Trabajo Digno de la dependencia.

El autocumplimiento es un mecanismo alterno a la inspección y consiste en una plataforma de “verificación laboral voluntaria”  que habilitará la STPS en el segundo semestre del año para que las empresas compartan con las autoridades toda la documentación que se les solicita durante una inspección en materia de condiciones generales de trabajo, seguridad y salud o capacitación, por ejemplo.

“La Secretaría revisará esa documentación. En un acto de buena fe, se le dará el visto bueno y no será inspeccionando durante un año, en el entendido que la documentación que ha subido comprueba el cumplimiento mínimo de todo ello”,  dijo Alejandro Salafranca, titular de la Unidad de Trabajo Digno de la STPS, en el marco del webinar El nuevo modelo de inspección laboral.PUBLICIDAD

A pesar de que la verificación laboral voluntaria será una vía para que las empresas libren las inspecciones durante un año, el funcionario aclaró que, en caso de que se presente un accidente de trabajo o una denuncia por parte de algún empleado, se tendrá que realizar la inspección.

Además, la información que compartirán las empresas será verificada por la STPS a través de una visita al centro de trabajo, la cual no será una inspección, pero sí una revisión para validar la información proporcionada por el centro de trabajo, indicó Salafranca Vázquez.

“Se te harán visitas de constatación. Se hará una a los dos meses y otra a los 10 meses, son visitas más sencillas, sin toda la metodología de la inspección, puesto que solamente es una visita de validación de lo que con buena fe has subido. Es una buena fe tutelada“, agregó el titular de la Unidad de Trabajo Digno.

Las empresas que deseen acreditar su autocumplimiento deberán realizar la verificación laboral voluntaria. Sin embargo, si los negocios quieren ir más allá de la autoregulación mínima, podrán acceder al reconocimiento del Programa de Autogestión en Seguridad y Salud en el Trabajo (PASST) y a los distintivos de centros de trabajo digno que otorga la STPS a través de las certificaciones en inclusión laboral, igualdad laboral y corresponsabilidad, y erradicación de trabajo forzoso y trabajo infantil.

Sin embargo, Alejandro Salfranca acotó que para obtener el reconocimiento de “Empresa Segura” a través del PASST y el resto de distintivos, las empresas deberán realizar primero la verificación voluntaria. Este candado servirá para garantizar el cumplimiento del centro de trabajo en todos los aspectos, porque puede presentarse una situación en la que la organización cumpla con las medidas de seguridad y salud o tenga una buena política de inclusión, pero no con sus cuotas obrero-patronales al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) o el reparto de utilidades, por ejemplo.

La verificación laboral voluntaria será una herramienta que ayudará a la Secretaría del Trabajo a concentrar sus recursos de inspección, desde los financieros hasta los humanos, en las materias laborales que más fiscalización requieren, puntualizó.

“El objetivo no es inspeccionar mucho, sino inspeccionar bien, inspeccionar con el objetivo último y casi obsesivo de que la inspección sea socialmente útil a la mejora de las condiciones de vida de los trabajadores y que sea una herramienta eficaz del Estado mexicano para contribuir, entre otras muchas, a que trabajar en México sea una actividad digna“, aseguró.

Cambio de modelo

El año pasado la Secretaría del Trabajo cambió el modelo de inspección para realizar verificaciones más certeras. Con el intercambio de bases de datos con otras instituciones como el IMSS, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) y el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), entre otras, la autoridad laboral comenzó a realizar cruce de datos para detectar irregularidades en los centros de trabajo.

De esa manera, la STPS ha concentrado las inspecciones en las empresas donde ha detectado irregularidades a través del intercambio de información. Este nuevo modelo ha permitido incrementar al doble la eficacia de las inspecciones, aseguró Alejandro Salafranca Vázquez.

El funcionario federal recordó que, antes de la implementación del nuevo modelo, las inspecciones de trabajo se realizaban casi “a ciegas”, por la poca información disponible que tenían de las empresas. Además, el cruce de información ha permitido realizar inspecciones más transparentes, sin que las compañías puedan sobornar al inspector, porque los servidores públicos son enviados a un negocio donde la dependencia ya tiene conocimiento de inconsistencia.

Fuente: El Economista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s